fbpx
lunes, junio 17, 2024
MLB

Adrián Beltré al Salón de la Fama de Cooperstown para la Clase del 2024

En un emocionante anuncio de la MLB Network el martes pasado, Adrián Beltré, Joe Mauer y Todd Helton obtuvieron su entrada al prestigioso Salón de la Fama de Cooperstown para la Clase del 2024. La ceremonia de inducción está programada para el 21 de julio en el Clark Sports Center de Nueva York.

Beltré, el Infielder Dominicano: Un Camino Imparable hacia la Grandeza

A sus 44 años, Beltré, quinto dominicano en ingresar a Cooperstown, destacó por su bateo potente y defensa excepcional. Su legado incluye 3,166 hits, 477 jonrones y cinco Guantes de Oro. El impacto llegó en sus 30, siendo el único infielder junto a Derek Jeter con más de 3,000 hits.

Beltré, humilde ante la noticia, expresó: “Nunca soñé con esto. Quería ser el mejor y jugar duro. Los Rangers fueron una gran combinación”.

Helton, el Héroe Ofensivo de los Rockies

Con 50 años, Todd Helton, tras una espera desde su debut en la boleta en 2019, finalmente recibió la llamada. Su legado con los Rockies no se limita a Coors Field; su promedio de .855 en la carretera supera a leyendas del Salón. Un jugador completo que ahora es inmortal.

Helton compartió su emoción: “Estaba nervioso, no pensé que el teléfono sonaría. Todavía estoy en shock”.

Mauer, el Receptor Estelar: Logros en su Primer Intento

A sus 40 años, Joe Mauer, tercer receptor en ingresar en su primer año, consolidó su carrera con los Mellizos. Seis Juegos de Estrellas, cinco Silver Sluggers y el Jugador Más Valioso en 2009. Mauer, emocionado, reflexionó: “Admiro a los que ya están en el Salón. Estoy emocionado”.

Debate en Redes Sociales sobre Ganancias Post-Inclusión al Salón

A pesar de las exitosas carreras y lucrativos contratos de Beltré, Mauer y Helton, surge un debate en redes sobre si los nuevos inmortales recibirán algún beneficio económico. Sin embargo, la realidad decepciona a muchos: la inclusión al Salón solo otorga honor y reconocimiento, sin bonificaciones monetarias.

Ingresar al Salón de la Fama, un logro para cualquier jugador, solo significa una placa en el museo de Cooperstown. Ninguno de los 359 miembros hasta la fecha recibe un bono monetario. Cada jugador puede optar a una pensión, cuyos montos varían según el tiempo de servicio y la edad en que se solicita, con cifras ajustables por inflación.

Los nuevos inmortales, a pesar de sus exitosas carreras y contratos millonarios, no verán un aumento en sus ingresos por haber sido elegidos al Salón de la Fama. La gloria, en este caso, es exclusivamente honorífica.

Síguenos en Google News

En el Terreno de Juego

Redacción de prensa de En el Terreno de Juego. Puede seguirnos en las redes sociales: TwitterInstagram / Facebook  / Youtube