fbpx Entrenó en una piscina de lona en su jardín y ahora es Oro Olímpico

Entrenó en una piscina de lona en su jardín y ahora es Oro Olímpico

Por: Xiomara De La Rosa

Gran Bretaña. – Matthew Richards, dio una de las sorpresas de las pruebas de natación en Tokio 2020 al ganar la medalla de oro en el relevo 4×200 metros libres masculino, superando a ROC, Australia y Estados Unidos, entre otros.

Los británicos fueron los ganadores de la medalla de oro en esta competencia y se convirtieron en noticia por destronar a los poderosos estadounidenses y al resto de sus rivales. Aunque el camino para llegar a este primer lugar tuvo sus particularidades y sus esfuerzos.

A sus 18 años, se da el gusto de ser medallista olímpico en su debut en los Juegos y también siendo el primer galés (junto a su compañero Calum Jarvis). Pero, hasta hace poco más de un año, sufría los problemas que todos los atletas pasaron por culpa de la pandemia del CORONAVIRUS.

Sus padres, en diversas entrevistas a medios británicos, revelaron que en tiempos de cuarentena fue totalmente difícil que su hijo pudiera practicar, ya que las piscinas cerraron. Entonces, compraron una piscina de lona para que pudiera practicar.

Con solo tres metros de ancho, cinco de largo y uno de profundidad, una piscina común que usan las familias para diversión, la pusieron en el jardín de la casa para que su hijo pudiera hacer sus trabajos pensando en Tokio 2020.

En el Terreno de Juego

Redacción de prensa de En el Terreno de Juego. Puede seguirnos en las redes sociales: TwitterInstagram / Facebook  / Youtube