fbpx Ja Morant da a los Grizzlies su octavo triunfo consecutivo

Ja Morant da a los Grizzlies su octavo triunfo consecutivo

Los Grizzlies continúan estirando su racha de victorias. El conjunto de Tennessee se deshizo por segundo encuentro seguido de los San Antonio Spurs, esta vez por 135-129, para sumar su octavo triunfo consecutivo y confirmarse como el equipo más en forma de la NBA.

Los de Jenkins mantienen por tanto su pulso con los Denver Nuggets por el liderato de la Conferencia Oeste, mientras que los texanos se mantienen en el fondo de la misma con un balance de 13-29 solo empeorado por los Houston Rockets.

En esta ocasión los de Memphis contaron además con el regreso de Ja Morant, que se había perdido los dos últimos choques y volvió con ganas de recordar quién manda en el suroeste.

El base se fue hasta los 38 puntos en una nueva exhibición de formas de atacar el aro, de aprovechar su explosividad y dejar un highlight tras otro, incluyendo un descomunal mate sobre Jakob Poeltl en los últimos minutos.

Por si fuera poco, sumó varios triples con los que hizo aún más daño a la defensa visitante, capturó 5 rebotes y repartió 4 asistencias, redondeando otra actuación estelar que sumar a su sensacional temporada.

«Su partido ha sido monumental» afirmó Taylor Jenkins. «Cuando juega a este nivel y consigue llegar a las zonas en las que se siente cómodo, es realmente importante para nosotros».

Jaren Jackson Jr., por su parte, continuó consagrándose como otra de las piezas fundamentales en el éxito de estos Grizzlies, firmando un encuentro muy completo en ambos lados de la cancha en el que sumó 21 tantos, 12 rebotes y 2 tapones. Además, Desmond Bane jugó uno de sus mejores duelos desde su vuelta tras lesión, alcanzando los 18 puntos gracias a un sensacional 4/5 en triples.

Todas estas aportaciones fueron necesarias para los locales, que se encontraron delante a unos Spurs muy correosos que se negaron a perderle la cara al partido en ningún momento.

Ni siquiera cuando el 119-100 que reflejaba el marcador a falta de 8 minutos parecía dejar el duelo sentenciado los de Popovich bajaron los brazos, y llegaron a reducir lo suficiente las diferencias como para obligar a Memphis a mantener a sus hombres importantes en pista hasta el final y a no relajarse ni un instante para sellar el triunfo.

De hecho, fueron los 7 rebotes ofensivos capturados en el último cuarto lo que dio aire a los locales, que llegaron a temer por la remontada cuando San Antonio se colocó solo 3 abajo a falta de algo menos de tres minutos.

«Los jugadores nunca se han rendido» comentó Popovich, que quiso poner en valor el esfuerzo de los suyos. «Ha sido un ejemplo de carácter, y eso es algo que no se puede entrenar. Estoy muy orgulloso de ellos».

Keldon Johnson y Tre Jones fueron, con 24 y 22 puntos respectivamente, los encargados de comandar a los texanos en anotación, aunque esa fue una noche muy coral en la que hasta siete hombres terminaron en dobles dígitos.

Jakob Poeltl fue otro de los grandes destacados gracias a sus 17 tantos, 12 rebotes y 5 tapones, mientras que Zach Collins firmó también un doble-doble similar al sumar 14 puntos y 12 capturas, a los que añadió además 4 asistencias.

En el Terreno de Juego

Redacción de prensa de En el Terreno de Juego. Puede seguirnos en las redes sociales: TwitterInstagram / Facebook  / Youtube