fbpx
miércoles, junio 19, 2024
Tenis

Novak Djokovic: “La amistad con Nadal o Federer fue imposible”

En una entrevista a Corriere della Sera, Novak Djokovic hace un amplio repaso a aspectos de su vida que le han marcado, entre otros su relación con los dos monstruos del tenis: Rafa Nadal y Roger Federer. Djokovic habla de hijos, de recuerdos, de lobos, de política, de su infancia… de todo.

“Una vez siendo un niño me encontré un lobo en un bosque. Sentí un miedo profundo, me habían dicho que en esos casos hay que retroceder lentamente sin perderlos de vista.

Nos miramos durante 10 segundos, los más largos de mi vida, luego giró a la izquierda y se alejó. Sentí una sensación muy fuerte que nunca me ha dejado, una conexión de alma y espíritu.

Nunca creí en las coincidencias y ese lobo tampoco pienso que lo fuera, para mí fue un encuentro muy corto pero muy importante”.

“El lobo representa mi carácter. Soy muy apegado a mi familia y trato de estar disponible para todos, pero a veces tengo que estar solo. A menudo me he encontrado solo en mi vida, solo con mi misión y mis metas a alcanzar.

De alguna forma me mantuve conectado con ese lobo, también porque el lobo es un animal sagrado para los serbios, es nuestro animal totémico. Es el símbolo de una tradición nacional, de una fe ancestral que precede al cristianismo. Un religión previa a la religión”.

“Quiero volver a Kosovo con mi esposa para bautizar allí a mis hijos, Stefan de ocho años y Tara de cinco. Sé que el tema es delicado, que el conflicto sigue ahí aunque ya no sea armado, pero se siente mucha tensión.

No quiero meterme en política pero, para cada serbio, Kosovo está en el corazón, es el centro de nuestra cultura, nuestra identidad, nuestra tradición y nuestra religión”.

“Tenía libertad total, nada de teléfonos, cuando se marchaba el sol era la señal de que tenía que irme a casa.

El bosque y la naturaleza han sido fundamentales en mi formación, así que también me gustaría que mis hijos estuviera al aire libre lo máximo posible.

Cuando tenía 4 años me regalaron mi primera raqueta, pero ninguno de nosotros había jugado nunca al tenis, nadie sabía lo que era. Éramos una familia de esquiadores”.

“Ella vio algo dentro de mí, todo lo que sé lo aprendí de ella. Si soy tan perfeccionista es porque lo era ella. Había descubierto a Monica Seles y me hizo pensar así. ¿Quieres una Coca Cola? Monica Seles no bebe Coca Cola.

¿Quieres una hamburguesa? Monica Seles no come comida rápida. Ella me hizo crecer como hombre, me preparó para la vida. Todo mi enfoque holístico se basa en ella, en mi atención, en cómo duermo, cómo me recupero, cómo acojo mis pensamientos”.

“Lo sufrí en mi piel, mucha gente ha apreciado que me haya mantenido constante. El 95% de lo que se ha escrito y se ha dicho en televisión sobre mí los tres últimos años es totalmente falso.

No soy anti-vacunas y nunca he dicho que lo sea, tampoco soy pro-vacuna. Lo que soy es pro-elección, defiendo la libertad de elección. Es un derecho humano fundamental ser libre para decidir qué cosas inyectarse en el cuerpo y cuáles no.

A mi regreso de Australia lo expliqué en la BBC, pero eliminaron muchas frases, las que no convenían. Por eso nunca volví a hablar de esta historia”.

“Cumplí con todas las reglas y no puse en peligro a nadie, pero allí me convertí en un caso político, uno que ponía en peligro al mundo.

El sistema que forman los medios de comunicación requerían de un objetivo que se opusiera a la corriente principal y me convirtieron. Me pusieron una etiqueta completamente falsa, todavía me produce dolor de estómago, fui señalado como persona non-grata.

Al final, una persona frente a los grandes medios no tiene posibilidades. Me decepcionaron muchas personas, cuando la mitad de la sociedad está en tu contra es cuando ves la verdadera cara de la gente”.

“Como hijo de la guerra, todo lo que puedo decir es que en la guerra nadie gana. La guerra es lo más feo de la vida, el peor invento del hombre, la peor idea de la historia.

He visto el sufrimiento y la pobreza en mi país, lo único que puedes hacer es orar a Dios para que termine mañana. La guerra abre un vacío en cada familia, por eso no puedo apoyar ninguna guerra contra ningún país”.

FEDERER…
“Nunca hemos sido amigos, entre rivales no se puede, pero nunca hemos sido enemigos. Siempre he tenido respeto por Federer, fue uno de los más grandes de todos los tiempos. Tuvo un impacto extraordinario, pero nunca he sido cercano a él”.

…Y NADAL

“Nadal es solo un año mayor que yo, los dos somos géminis, al principio incluso llegamos a irnos de cena juntos, un par de veces. Pero incluso la amistad con él ha sido imposible. Siempre le he respetado y admirado mucho.

Gracias a él y a Federer crecí y me convertí en quién soy, sé que esto nos unirá para siempre, por lo tanto siento gratitud hacia ellos. Nadal forma parte de mi vida, en los últimos 15 años lo he visto más a él que a mi madre”.

 

Fuente: SPORT.es

En el Terreno de Juego

Redacción de prensa de En el Terreno de Juego. Puede seguirnos en las redes sociales: TwitterInstagram / Facebook  / Youtube